Sigue actualizado en nuestra APP

Paulo Gallardo, el futbolista que lo deja todo por su amor a Dios: "Es un sentimiento inexplicable"

Con 18 años y un futuro prometedor, el juvenil que pertenecía a las filas Sporting Cristal decidió retirarse del fútbol por dos años, tiempo en el que será misionero y dará su testimonio de fe a todo el mundo. 

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Esta semana la decisión de  Paulo Gallardo, una de las promesas de la cantera de Sporting Cristal, conmocionó al fútbol peruano. El juvenil decidió rescindir contrato con los celestes para ser misionero y dar su testimonio de fe por lo siguientes dos años. 

En conversación con el portal Extremo Celeste, el joven detalló los motivos de su singular determinación de dejar las canchas para confirmar su amor por Dios. 

"Yo mismo lo decidí. Desde el primer día que conocí la palabra quedé impactado por el poder que tiene para levantar a una persona de todas sus dificultades, y poco a poco, fui entendiendo muchas verdades. Un día recibí a los misioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y ellos me enseñaron a conocer mejor a Cristo, a desarrollar más mi fe y hacer con aquello que deciden creer en él", cuenta.

"Decidí bautizarme y desde ese momento todo sucedió muy rápido: firmé contrato profesional, debuté en Primera División y marqué un gol; en la iglesia creemos que el domingo es el día para adorar a Jesús recordando su resurrección", agrega.

NO ES PUNTO FINAL A SER FUTBOLISTA

Con 18 años, Gallardo señala que esto no es un punto final en su carrera como futbolista y precisa que le gustaría volver a jugar luego de cumplir su deber como misionero. 

"Me gustaría regresar al fútbol, tengo fe de que Dios me ayudará a tomar la mejor decisión. Lo pensé muchísimo, pensaba «¿por qué Dios me daría todo esto justo en el momentos que estoy pensando tomar esta decisión?» Luego, al leer las escrituras comprendí que lo hacía para tener la oportunidad de demostrarle que lo amo por encima de todas esas cosas, porque llega en un momento en el que tu amor por Cristo pide acción", asevera. 

Asimismo, Paulo Gallardo indicó que no espera que el resto entienda su decisión. 

"Es imposible que entiendan porqué tomé esta decisión, a menos que decidan buscar y aprender de Jesucristo, es un sentimiento inexplicable, sería como querer explicarle a alguien el aroma de algo cuando nunca lo ha probado, casi imposible", dijo. 

Ir a portada