Sus sponsors lo dejan solo. (AP)
Sus sponsors lo dejan solo. (AP)

El exciclista estadounidense , caído en desgracia tras ser suspendido de por vida por dopaje, está viendo irse en estampida a sus patrocinadores comerciales, los mismos que años atrás le mimaban y consentían por sus triunfos en el .

Hasta hoy, suman tres los importantes sponsors que anunciaron retirar su patrocinio a Armstrong, aunque ratificaron seguirán ayudando a la organización de lucha contra el cáncer que él fundó, y a cuya presidencia .

Los patrocinadores que hasta el momento le han retirado su apoyo son el fabricante de ropa deportiva , el grupo cervecera Anheuser-Busch y la empresa fabricante de bicicletas Trek, la marca que Armstrong usó para sus victorias sobre las montañas y los valles de Francia.

Nike, importante patrocinador que había permanecido firme junto a Armstrong durante meses , emitió un breve comunicado en el que lo acusó de haberlo decepcionado.

"Debido a la aparentemente ilevantable evidencia de que Lance Armstrong participó en dopaje y engañó a Nike por más de una década, es con gran tristeza que hemos puesto fin al contrato con él", dijo el gigante de indumentaria deportiva.

El exciclista tejano sufrió otro golpe a su credibilidad, luego de que la cervecera Anheuser-Busch y la empresa Trek hicieran públicos el fin de los contratos con Armstrong, a pesar de que él ha negado las acusaciones.

SEGUIRÁN CON LA FUNDACIÓNSin embargo, Nike, Trek y Anheuser-Busch dijero que seguirán apoyando a Livestrong, la fundación caritativa creada por Armstrong hace 15 años, y que ha recaudado hasta la fecha casi US$500 millones.

Armstrong fue despojado de sus siete títulos del Tour de Francia en agosto pasado por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA), que la semana pasada reveló un documento de 1.000 páginas de pruebas en su contra, incluyendo los testimonios de 11 de sus excompañeros de equipo.

Estos hechos se producen en momentos en que la Unión Ciclista Internacional (UCI) enfrenta crecientes presiones para que revele cómo el exciclista de 41 años, ganador en siete ocasiones del Tour de Francia, logró escapar durante tanto tiempo a la detección de dopaje.