Entusiasmo total es el que existe en el delanteroPatricio Rubio y en la hinchada de que espera ver al chileno haciendo goles con la casaquilla blanquiazul. El nuevo artillero llegó a la capital, sobre mediodía, y no ocultó sus ansias de poder sumarse a los trabajos con sus nuevos compañeros, pensando en el reinicio de la Liga 1.

Dos dirigentes de Alianza Lima aguardaron la llegada del goleador chileno en el aeropuerto ‘Jorge Chávez', y acompañaron al jugador hasta un hotel de Miraflores, donde permanecerá durante 14 días a modo de cuarentena obligatoria. Pero antes posó para el lente del club y lució la casaquilla número nueve, con la que promete darle muchas alegría a los aficionados victorianos.

“Es un orgullo ser el ‘9′ de Alianza Lima. Más que una responsabilidad, llevar este número es un lindo desafío que me invita a trabajar al ciento por ciento para lograr cosas importantes y cumplir con la expectativa del hincha”, señaló el jugador que llegó procedente del Everton de Chile y agregó. Estoy feliz de llegar a un grande de Sudamérica. Cuento las horas de integrarme al equipo y de ayudar a mis compañeros a conseguir el campeonato nacional”, expresó el popular ‘Pato’ a la página web del club.

Patricio Rubio, ingresó al Perú por el paso fronterizo de Arica (Chile) y desde Tacna abordó un vuelco comercial rumbo a Lima. “Hicimos todo por llegar lo más pronto posible al Perú porque ya queremos empezar a trabajar y conseguir los más altos objetivos con la institución”, añadió el jugador de 31 años, quien confesó mantiene constante dialogo con su compatriota Mario Salas.

“A Mario lo conozco porque ya me dirigió en Chile. Ya dije que me acomodo bien al estilo de juego que propone. Estoy seguro que me voy a complementar de la mejor manera a mis compañeros”, contó el jugador quien además se mostró agradecido a la hinchada blanquiazul por todas la muestras de apoyo, desde antes que pisara territorio nacional.