(AP)
(AP)

El ya se vive en Argentina y en Brasil. Sin duda, dicho cotejo es uno de los más esperados en los octavos de final de la . Por ello, el delantero peruano aseguró a la prensa gaucha que el 'Timao' será un rival duro.

"Boca es un rival duro y lo respetamos mucho, sin embargo, nosotros también lo somos. Ellos tendrán la presión de jugar en su estadio y a nosotros nos entusiasma jugar allí", dijo el 'Depredador' a Fox Radio del Plata.

El primer partido de la llave se jugará el próximo 1 de mayo en el estadio La Bombonera, en Buenos Aires, mientras que el choque de vuelta se disputará el 8 de mayo en Brasil.