Yair Clavijo posa al lado de su papá. (Difusión)
Yair Clavijo posa al lado de su papá. (Difusión)

Le quitaron un pedazo de su corazón. José Clavijo, exjugador del Ciclista Lima y de Guardia Republicana, viajó al Cusco para traer de regreso el cadáver de su hijo , quien por el Torneo de Reservas.

"Disculpa que no te pueda hablar, pero en verdad estoy muy dolido. Estoy 'roto' por la inesperada muerte de mi hijo. Estoy muy consternado, vivo una pesadilla horrible. Yair era un ejemplo de hijo… Discúlpame, pero no puedo hablar más", señaló el exfutbolista a Peru21.

José Clavijo, quien labora como agente de seguridad en la Videna, perdió –junto con sus hermanos– el vuelo directo al Cusco. Por ello, la dirigencia celeste le consiguió un pasaje de la aerolínea LAN Lima-Juliaca y, de ahí, se trasladó por tierra hasta esa localidad.

Una vez en la Ciudad Imperial, José Clavijo habló con Teledeportes y no pudo ocultar el enorme dolor que le causó el repentino deceso de su hijo.

"Él ha sido buen muchacho, tranquilo y ayudaba a sus hermanos en lo poco que puede haber ganado. Tenía todas las cualidades para ser un buen defensor. Yo estaba siendo feliz con él, de mis cinco hijos era el único que jugaba. Quería ser el mejor, mejor que yo y él se hizo solo", precisó.

En ese sentido, no quiso responsabilizar al cuerpo médico de Sporting Cristal del hecho, pero aseguró que ellos deben estar pendientes de cómo se siente cada jugador.

"Si el chico no se siente bien para eso hay un grupo de médicos, y el médico tiene que analizar todo eso porque justo mi hijo me decía que le dolía la cadera. Creo que los médicos tienen que preocuparse un poco más, no le echo la culpa a los médicos", indicó.