(AP)
(AP)

El técnico de Uruguay, , se encuentra en el centro de la polémica en Uruguay tras la por las , con voces que reclaman su renuncia y otras que defienden su trabajo y exigen mantenerle el respaldo.

El cargo del 'Maestro' "no está en juego" por el resultado del partido ante los 'altiplánicos', sentenció el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (), Sebastián Bauzá, antes del viaje a la capital boliviana.

La preocupación de los 'charrúas' radica en el hecho de que hace cinco partidos que no ganan, cuatro de ellos por eliminatorias mundialistas, lo que pone en riesgo su clasificación para Brasil 2014.

Además, la defensa uruguaya muestra una debilidad alarmante, ya que en cuatro encuentros recibió un total de 12 goles y varios de ellos en los primeros minutos como consecuencia de distracciones.

Asimismo, sus delanteros Edinson Cavani y , acostumbrados a anotar casi todos los fines de semana en las poderosas ligas de Italia e Inglaterra, respectivamente, no tienen el mismo rendimiento con su selección.

"Yo veo lo mismo que ustedes", reveló un preocupado Tabárez después del partido con Argentina y cree conocer las causas de este declive en el rendimiento de sus pupilos, pero los aficionados y algunos medios de prensa empiezan a pedirle medidas de fondo.

Entre ellas está el mentado recambio generacional, teniendo en cuenta que jugadores como Diego Lugano, Andrés Scotti, Sebastián Eguren, Sebastián Abreu, Diego Pérez y superan los 30 años y parecen ir perdiendo las condiciones necesarias para la alta competición.

Entre ellos se encuentran dos artífices del cuarto lugar obtenido en , como Forlán y el capitán Lugano, que no rinden a satisfacción en sus clubes, el Internacional de Brasil y el Paris Saint Germain de Francia, respectivamente.

En lo que todos coinciden hoy es que el panorama es complicado, aunque no menos preocupante que lo ocurrido en la eliminatoria anterior, cuando Uruguay quedó en la quinta ubicación y debió disputar el repechaje contra Costa Rica.

"Hay que ponerle el pecho a la balas y a las críticas", resumió Suárez en un intento por llevar tranquilidad al inquietante clima que rodea ahora al equipo celeste, en pausa ahora hasta marzo, cuando se reanude las Eliminatorias sudamericanas.