(Reuters)
(Reuters)

Familiares, abogados, amigos y hasta curas. El atleta sudafricano recibió numerosas visitas el fin de semana a la espera de declarar mañana por , .

Además, el mánager de la estrella paralímpica –Peet Van Zyl– suspendió las próximas carreras que tenía previstas el atleta de 26 años, acusado por la fiscalía de haber matado con cuatro tiros a su novia.

El cura AJ Wilson fue a ver a Pistorius acompañado de su hija, según publicó hoy el diario . "Hemos llorado juntos por las circunstancias a las que se enfrenta actualmente", dijo el sacerdote.

La hermana de Pistorius, Aimee, también fue a ver a la estrella paralímpica según el mismo diario, pero no expresó nada a la salida de la comisaría.

Numerosos periodistas, fotógrafos y equipos de cámaras rodean la Central de Policía de la capital sudafricana en la que está encerrado el atleta desde el jueves. La mayoría de los visitantes se negaron a hacer declaraciones a la prensa.

CASI MATA A AMIGOLa prensa sudafrica reveló hoy que Óscar Pistorius casi le disparó a un amigo en un "extraño accidente" ocurrido en un restaurante en , hace casi un mes.

Pistorius tenía en las manos una pistola cuando esta se disparó accidentalmente, indicó al rotativo sudafricano Beeld su amigo Kevin Lerena.

"Tuve un gran susto porque la bala impactó en el suelo a poco centímetros de mi pie", dijo Lerena, un boxeador profesional y propietario del arma en cuestión.