Sergio Romero, el arquero que casi se decide por el básquetbol. (EFE)
Sergio Romero, el arquero que casi se decide por el básquetbol. (EFE)

Francisco Cairo,Editor de Deportes de Perú21 tomó la decisión de su vida a los 16 años. Este miércoles, a los 27, . Hace más de una década, el arquero de 1.91 metros se miró en el espejo de su destino. Ya estaba en divisiones menores de Racing Club cuando le tocaron la puerta para que jugara en el básquetbol profesional argentino. No lo buscaba cualquiera: era el club Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia, la ciudad donde había vivido desde los 9 años.

'Chiquito' no se dejó ganar por la nostalgia de volver a casa y se aferró a sus guantes más que nunca. Jugar al baloncesto como su hermano Diego no estaba en su camino. La vida tenía reservado otro papel para sus manos milagrosas. Una fecha, un estadio y un escenario mayor. Pero entonces no lo sabía.

, 'Chiquito' resistió en un arco siempre caliente. No es ni será Fillol, pero ya le respira en la nuca en el rubro de los arqueros con más partidos oficiales y más partidos en mundiales con la 'albiceleste' (11 versus 13 y 53 versus 56). Lo mejor de todo es que, gane o pierda el domingo, ya entró en la historia del fútbol. Y siempre podrá ser Ginóbili en sus ratos libres.