El serbio , número uno del mundo, cumplió hoy con los pronósticos y derrotó en semifinales del al español , por 6-3 y 6-3, en 79 minutos.

Novak Djokovic, vigente campeón del torneo, luchará mañana por revalidar su título en la capital británica ante el vencedor del duelo de esta noche entre los suizos Roger Federer y Stanislas Wawrinka.

El español buscaba dar la sorpresa después de una buena semana, con sensaciones positivas, en la que logró imponerse en la fase de grupos a Andy Murray, Wawrinka y David Ferrer, números dos, cuatro y siete del ránking, respectivamente.

Sin embargo, enfrente estaba el número uno del mundo, un Novak Djokovic que esta temporada ha ganado tres de los cuatro torneos del Grand Slam y que solo ha perdido seis encuentros.

Rafa llegaba al duelo de este sábado después de un maratoniano partido ayer ante Ferrer, que se fue hasta las dos horas y 37 minutos, mientras que Nole, que el jueves ganó en poco más de una hora y media a Tomas Berdych, había tenido de un día más de descanso.

El serbio, que ya se había impuesto a Rafa en sus últimos tres enfrentamientos, todos este año semifinales del Masters 1.000 de Montecarlo, cuartos de final de Roland Garros y final en Pekín, comenzó el duelo con un saque directo, premonitorio de lo que iba a ser el partido.

Durante el partido, el ritmo impuesto por Novak Djokovic era demasiado fuerte para un Rafael Nadal desenchufado, sin respuesta y que no presentó batalla.

Djokovic se enfrentará en la final de mañana con el vencedor del duelo suizo de esta noche entre Roger Federer y Stan Wawrinka.

"Prefiero jugar contra un suizo", bromeó Nole. "El partido contra cualquiera de los dos va a ser bonito, y espero hacerlo tan bien como lo he hecho hoy", concluyó