Djokovic volvió a ponerse al frente y deslumbró por su estilo. (AFP)
Djokovic volvió a ponerse al frente y deslumbró por su estilo. (AFP)

El serbio revalidó hoy el título de campeón del Masters de Londres tras ganar en la final al español por 6-3 y 6-4, en una hora y 36 minutos de juego.

Pese a que Nadal se confirmó esta semana como número uno del tenis mundial en 2013, fue 'Nole', el segundo del ranking ATP, el que dejó la mejor impresión en el tramo final del año al conseguir 22 victorias y cuatro títulos consecutivos.

Bajo la cubierta del O2 Arena de la capital británica, Djokovic se quitó hoy la espina que le dejó clavada la última final del US Open, el pasado 9 de setiembre, que perdió ante Nadal.

En el primer set se vio a un Nadal con muchas fallas, que pronto perdía por 3-0 y a un Djokovic que manejaba mejor los códigos de las canchas rápidas.

El serbio subió más y mejor a la red —14 puntos desde la divisoria por cuatro Nadal—, arriesgó más —19 golpes ganadores por 9 su riva—y sirvió más fuerte —4 aces contra ninguno.

La primera ruptura de servicio del segundo set llegó temprano, en el tercer juego, para Djokovic. Nadal ya no dio síntomas de recuperación y su rival voló hacia la victoria, consiguiendo su tercer Masters en lo que va de su carrera.