Nicolás Fuchs vive su mejor momento. (USI)
Nicolás Fuchs vive su mejor momento. (USI)

"A mi auto lo considero como mi novia, mi compañera, mi amiga". sabe de relaciones. Ama lo que hace y a quien lo ayuda a hacerlo. Quiere lo que realiza y a quien está a su lado. Gusta de la velocidad y de quien lo lleve al máximo. Por eso él y su auto son uno solo. Por eso se juntaron para . He allí la razón del porqué la unión hace la fuerza.

A nueve días de que cumpla 31 años, 'Nico' está en su mejor momento. Ganó los Caminos del Inca (2012) y fue cinco veces campeón nacional de rally, aunque su primera carrera fue el Premio Presidente de la República (2005). Dos años más tarde se adjudicó esta competencia. Pero Fuchs quería más y puso la mira en un título mundial.

"Cuando decidí correr el Mundial, sabía que no sería fácil. Que los pilotos tienen años en esto para poder ser campeones. Pero esa era mi meta, ser el mejor del mundo". Tras varios intentos, Fuchs lo logró en esta temporada con cinco victorias en el Mundial de Rally (México, Portugal, Argentina, Grecia e Italia), lo que lo puso a tiro de la consagración. La misma que llegó casi de improviso, sin subir a su auto.

Parco para muchos, buen amigo para otros, 'Nico' no oculta su otra pasión: el fútbol. "De allí nace mi amistad con Paolo Guerrero", dice el piloto al que una vez pusieron una papeleta, pero no por exceso de velocidad. 'Jack', su cariñoso perro, suele acompañarlo a algunos viajes, mientras él disfruta de la mecánica. Ahora, ese peruano, que no se cansa de agradecerles a sus compatriotas, piensa en un nuevo desafío: correr en el Rally Dakar.