Pese a la polémica en torno a su irregular traspaso al ‘Barza’, el delantero es una persona tranquila y sencilla. (Agencias)
Pese a la polémica en torno a su irregular traspaso al ‘Barza’, el delantero es una persona tranquila y sencilla. (Agencias)

Cuando estoy con mis amigos veo que en el fondo sigo siendo un niño. Claro que tengo responsabilidades profesionales y que soy padre de familia desde los 19 años. Pero muchas veces me siento un niño grande. Echo mucho de menos jugar al fútbol en la calle, reírme con mis amigos, jugar a los videojuegos. Añoro una época muy feliz que, gracias a Dios y a mis padres, logré aprovechar.

Nací sencillo y así moriré. En la mesa mis gustos son básicos, típicamente brasileños: arroz, judías, bistecs, papas fritas y la farofa. ¿Se necesita algo más? ¡Ah, sí! Me encantan las galletas y los helados. En mi casa tengo un congelador, de esos de los bares, lleno de helados.

CHICO A LA MODAEn cuanto a la ropa, me gusta renovar mi vestuario. Y aprovecho para cambiarme el peinado, las botas de fútbol, los accesorios… todo. Sin embargo, no le presto demasiada atención a los uniformes. No guardo mis camisetas. Si no fuese por mi equipo, incluso habría perdido el uniforme que me puse el día de mi presentación con el Barcelona. También olvido muchos trofeos. El que gané como jugador destacado en Londres 2012 acabó olvidado en el armario de la habitación del hotel. Olvidé otro trofeo en Argentina, en la . Yo soy así, un poco despistado.

PASIÓN POR EL FÚTBOLVivo el fútbol 25 horas al día. Ya sea dando patadas a un balón o mirándolo rodar. Me gusta volver a ver lo que hice en el campo para corregir los errores y fijarme en los aciertos. También me encanta ver las jugadas de otros futbolistas para intentar imitarlos. Recordar las jugadas, los goles y los partidos sirve para crecer y perfeccionar tu habilidad.

TIEMPO LIBREEn mis momentos de relajación mi alegría depende del fútbol. Si mi equipo pierde o no juega bien, me quedo en casa. Intento jugar al billar, a los videojuegos o a las cartas. Si mi equipo gana entonces la alegría es general. Me gusta salir a bailar con los amigos. Escucho toda clase de música: el funk, la pagoda, el sertanejo, la música negra, el góspel. Adoro la música y no sé vivir sin ella. Tengo una tía que es cantante y un tío que trabaja en el mundo de la música. Yo canto fatal. En el karaoke desafino. En el fondo no me importa. ¡Yo canto igual! Al que no le guste que se vaya.

CHISTES Y TATUAJESMe encanta contar chistes. Sé unos cuantos muy buenos. Aunque mis amigos dicen que mi repertorio es escaso y repetitivo. Me gusta ir en bicicleta por la costa de Santos. Alguna vez he ido a entrenar a la ciudad deportiva en bicicleta. También me encantan los tatuajes. En el brazo tengo tatuado 'Davi Lucca' y su fecha de nacimiento, el 24 de agosto de 2011. También me he tatuado 'Blessed' debajo de la nuca. En el brazo izquierdo me tatué 'Nadine', el nombre de mi madre, y 'Rafaela', el de mi hermana, en el derecho; 'Deus é fiel' en la muñeca izquierda. Tengo tatuado 'Ousadia' encima del tobillo izquierdo, en la parte de atrás, y 'Alegría' en la pierna derecha, a la misma altura. En el brazo derecho también llevo una corona; tengo además un corazón y el símbolo del infinito. También me he tatuado 'Corintios 9:24:27'. Uno de los tatuajes, el que me hice en el pecho, tenía que ser un homenaje a mi gran ídolo: mi padre.

DATOS

- Neymar nació en Mogi Das Cruzes, Sao Paulo, el 5 de febrero de 1992. Mide 1.75 metros y pesa 64 kilos.

- "No me vendo por dinero", dijo ayer sobre su decisión de fichar por y rechazar al .

- Neymar tiene sueño pesado. "En los aviones duermo como un tronco", contó en su autobiografía.