Wawrinka desató toda su rabia con su raqueta. (AP)
Wawrinka desató toda su rabia con su raqueta. (AP)

fue un vendaval este domingo ante en la final de . El español lo venció en 3 sets, logrando su décimo título en el Abierto de Francia.

Pero un momento que llamó la atención ocurrió en el segundo set, cuando el partido se encontraba con 6-2 y 5-3 a favor del español.

Stan Wawrinka, totalmente entregado al juego de Rafael Nadal, desesperó al ver que otra vez el español se llevaba un punto y rompió su raqueta. La arrojó en tierra batida y tuvo que cambiarla.

La rabia del suizo no pudo cambiar el destino del partido, el cual finalmente lo ganó el español por un contundente 6-2, 6-4, 6-1.

Más información

TAGS RELACIONADOS