(Reuters)
(Reuters)

El tenista británico se impuso hoy al francés Jo-Wilfried Tsonga por 6-3, 6-4, 3-6 y 7-5 para convertirse en el primer jugador de su país en jugar la final de Wimbledon desde 1938.

De esta manera, enfrentará este domingo al suizo Roger Federer, quien , y podría evitar que retome el número 1 del mundo.