Aldo Miyashiro: "Selección, te seguiremos alentando" [PODCAST]

"Esto es una experiencia única, especial, que de hecho me ha generado muchísima emoción y todo el proceso lo he vivido con mis hijos, que sí tenían mucha esperanza, a diferencia de mí que al comienzo decía “no, no, no, qué vamos a clasificar”.

Esther Vargas
Esther Vargas

Aldo Miyashiro es un hombre que vive, respira y ama el fútbol. El más hincha, el que quizá más grita los goles, el que más sufre, el que más se alegra. No exagera cuando dice que el fútbol es una de las cosas más importantes de su vida. El conductor de televisión, director de teatro y actor sigue el Mundial en primera fila y no duda en elogiar a los jugadores y poner el pecho por la selección. Dice que Guerrero es el ídolo que necesitaban los niños peruanos; y que Edison Flores es el jugador que más admira por su humildad. Puro sentimiento. Emoción. Aldo Miyashiro no olvida a Daniel Peredo, lo saluda por el Día del Padre y lo invoca mientras ve el fútbol. Así es el ‘Chino’. El que escribe en Facebook reflexiones como: “Ahora más que nunca… #VamosPerúCarajo Selección, te seguiremos alentando. Nos representas, peleaste hasta el final. A muerte con cada uno de los que conforman este grupo. A levantar cabeza, esto no ha terminado. Que venga Francia, seremos locales otra vez”.

Amo el fútbol y amo a mi selección. Yo tengo recuerdos, como si fueran flashes, del España 82. Tenía 5 para 6 años, pero recuerdo el gol de La Rosa. Está en mi memoria. Otra imagen que guardo nítida es al chiquillo Duarte con sangre en la cara, cuando nos goleó Polonia. Esas cosas… no me acuerdo más.

Pero lo que hoy vivimos es increíble. Esto es una experiencia única, especial, que de hecho me ha generado muchísima emoción y todo el proceso lo he vivido con mis hijos, que sí tenían mucha esperanza, a diferencia de mí que al comienzo decía “no, no, no, qué vamos a clasificar”.

Y mis hijos: “Ganamos este partido y ganamos este de acá”... Ha sido muy bacán porque esta generación tiene mucha más fe que la nuestra, que parábamos perdiendo. Entonces, ha sido hermoso llegar hasta acá. Es una sensación difícil de explicar. Se te mueve algo adentro. Es otro Perú, otro momento, algo que realmente esperábamos años, 36 años.

Calichín y Once Machos me tocó hacerlas en un momento en el que la gente preguntaba “¿cómo vas a hacer una película de fútbol?, si en el fútbol siempre se pierde”. Así era pues. Al final hicimos las películas, al final la gente tuvo mucha onda con ellas y eso creo que hace que la gente me reconozca muy cercano al fútbol.

Para mí, hay dos momentos importantes. El primero es cuando Perú le gana a Paraguay en Asunción. En mi vida de hincha, Perú jamás había sacado un buen resultado en ese estadio. Nunca, siempre perdíamos. El otro es cuando Perú le gana a Ecuador de visita. Ya está, tenemos que pelear para ir. Para mí era más difícil sacar un buen resultado en Quito, donde nunca lo hubo, que en Buenos Aires. Yo pensaba que Buenos Aires era más fácil que Quito.

Yo no fui al Perú vs. Nueva Zelanda, fui al Perú vs. Colombia. No quise ir, tenía dos entradas, pero tengo cuatro hijos, entonces todos me miraban con cara de con quién vas a ir y decidí dárselas a unos familiares y ver el encuentro con todos. Se vivió de una manera muy especial, fue muy emocionante. En ese momento, yo estaba seguro de que Perú clasificaba.

Con Colombia yo estaba aterrado porque tenía rabia. Todo esto que vivimos ha sido increíble. El fútbol me genera alegría, hoy más que nunca. El fútbol es una de las cosas que más me importan en la vida. Soy lo que soy a partir del fútbol.

SABÍA QUE

- Aldo Miyashiro es actor, guionista, dramaturgo y presentador peruano.

- Para Miyashiro, el mejor recuerdo futbolero son los “abrazos con mi padre en la tribuna Oriente del viejo Nacional”.

Ir a portada