Michael Schumacher sigue luchando por su vida. (AP)
Michael Schumacher sigue luchando por su vida. (AP)

Los médicos que tratan a declinaron pronosticar hoy qué sucederá con el expiloto de , indicando que* tratan su grave lesión a la cabeza "hora por hora"* después de un accidente cuando esquiaba en los Alpes Franceses.

El jefe anestesiólogo Jean-Francois Payen dijo a la prensa que el siete veces campeón de la F1 seguía en estado de coma inducido. Señaló que el equipo de médicos solo se centra en su actual estado.

"No podemos pronosticar qué sucederá con Michael Schumacher. "Podemos decir que su condición está poniendo en riesgo su vida", dijo Payen.

Schumacher, de 44 años, llegó en estado de coma al hospital de Grenoble un día antes y fue operado de inmediato del cerebro después de un traumatismo grave en la cabeza. Los médicos han dicho que su estado sigue siendo grave.

Ayer, el campeón alemán esquiaba con su hijo en el centro de esquí Meribel, en los Alpes franceses cuando cayó y se golpeó la cabeza en un peñasco. Schumacher llevaba puesto un casco cuando sufrió la fuerte caída, pero los médicos opinaron que no fue suficiente para impedir que sufriera una lesión cerebral.

"Alguien que hubiera sufrido este accidente sin casco no hubiera llegado hasta aquí", señaló Payen.

Las reacciones, incluso, han llegado desde fuera del mundo del motor y la jefa del gobierno alemán aseguró hoy, a través de un portavoz, que estaba "profundamente conmocionada, igual que millones de alemanes" por las noticias sobre el ídolo de todo un país.

Merkel deseó la pronta recuperación del campeón y lanzó un mensaje de "fortaleza y apoyo" para la familia de Schumacher.