Messi sufrió hoy el juego fuerte de los rivales. (Reuters)
Messi sufrió hoy el juego fuerte de los rivales. (Reuters)

El del frente al no dejó muy contento a e incluso sorprendió a todos cuando criticó al réferi del encuentro.

"No me gusta hablar de los árbitros, pero a veces son soberbios y te amenazan a la mínima con sacar tarjeta", dijo la 'Pulga' tras el empate.

El argentino minimizó los siete puntos de ventaja que les lleva el . "Barcelona no se rinde. Acaba de empezar la segunda vuelta, queda muchísimo. Quedan muchos puntos, ahora toca el partido de Copa (del Rey) y tenemos que hacer las cosas bien para intentar estar en la final", finalizó.