fue uno de los jugadores más destacados de Argentina en el partido contra Holanda por la segunda semifinal del . El aguerrido volante central dio seguridad a la defensa albiceleste y fue determinante para que la 'Naranja Mecánica' no marcara en el arco de Sergio Romero.

El 'Jefecito', quien milita en el Barcelona, luchó cada balón y ni siquiera un duro golpe sufrido en la cabeza fue suficiente para detenerlo. Su nombre es tendencia en las redes sociales y los usuarios bromean con su temperamento y gran resistencia física.