encaró a un grupo de hinchas que amenazaban e insultaban a las esposas y novias de los jugadores de su equipo, , en el que se encontraba su pareja, Verónica Ojeda.

El 'Pelusa' llamó "cobardes" a los seguidores de Al Shabab, quienes, molestos por la derrota, habían agredido verbalmente a las mujeres. La Policía intervino y las resguardó hasta la salida del estadio.

"Si te metes con mi mujer, te voy a buscar. No importa si estoy en un estadio, una iglesia, una mezquita, donde sea te voy a buscar. El hombre que agrede a mi mujer es un cobarde, porque no tiene las pelotas de enfrentarse a un hombre", refirió.