El arribo de causó gran expectativa en decenas de hinchas y medios de comunicación, quienes lo aguardaban en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez para que brinde declaraciones tras ganar el Mundial de Clubes con el , el pasado 16 de diciembre.

Sin embargo, el delantero no quiso hablar y fue escoltado por guardaespaldas hasta llegar a su vehículo. Él vino en un vuelo procedente de Alemania, adonde se fue a arreglar asuntos relacionados con sus propiedades. Incluso, no regresó con el plantel del 'Timao' a Brasil y se perdió las celebraciones por la obtención del título.