(AFP)
(AFP)

El argentino negocia un acuerdo de unos 15 millones de euros para evitar el juicio por fraude fiscal que afronta en España junto a su padre, Jorge Messi.

Los abogados de Leo Messi buscan regularizar cuanto antes la situación del astro del Barcelona, quien es imputado por correspondientes a los derechos de imagen entre 2007 y 2009.

El monto a pagar se sumaría a los 10 millones de euros ya abonados por el futbolista en dos declaraciones complementarias del IRPF.

En principio, Messi tendría que declarar como imputado el próximo 17 de septiembre en un juzgado de Gavá (Barcelona), pero la situación podría eivtarse si se confirma el pacto con el fisco.

Según la Fiscalía, la supuesta estrategia de Messi consistía en simular la cesión de sus derechos de imagen a sociedades instrumentales radicadas en paraísos fiscales y, paralelamente, formalizar contratos de licencia, agencia o prestación de servicios.

Para el fiscal, el padre del futbolista, Jorge Horacio Messi Pérez, es el presunto ideólogo de este fraude cuando el jugador era menor, ante las expectativas del elevado valor económico de la cesión de sus derechos de imagen.