(@team_pat_manuel)
(@team_pat_manuel)

A sus 33 años, Patricio Manuel se convirtió en el primer boxeador transgénero que sale victorioso en una pelea profesional en , esto luego de vencer al mexicano Hugo Aguilar por decisión unánime.

"Ahora soy un boxeador profesional", dijo entre los aplausos del público luego de que se confirmara su victoria.

Sin embargo, el camino del pugilista transgénero tuvo varios giros antes de llegar al lugar donde se encuentra. Una lesión lo impidió de formar parte del equipo de boxeo femenino estadounidense en las Olimpiadas de Londres 2012, primera edición que abrió el cuadrilátero a las mujeres.

Fue el final del sueño olímpico lo que marcó el comienzo de su transformación. Luego de una operación y varios meses de tratamiento hormonal, Patricio Manuel volvió a entrenar con el fin de retomar su carrera.

En 2016 el Comité Olímpico Internacional decidió que los atletas transgénero que hayan pasado de mujer a hombre podían competir sin restricciones.

Tras su primera victoria, el pugilista norteamericano dijo que no buscaba estar en los cuadriláteros "por un solo show", sino que aún tiene un saldo pendiente en este deporte. "Volveré".