Leicester podría ganar la Premier League por primera vez en su historia. (Reuters)
Leicester podría ganar la Premier League por primera vez en su historia. (Reuters)

El , un modesto club que aspiraba a la permanencia a principios de temporada, tiene ante sí la primera oportunidad de escribir una página inédita en la historia del fútbol inglés: si gana el domingo en Old Trafford al Manchester United (5º) se proclamará campeón de la .

Al equipo del italiano Claudio Ranieri le resta una victoria en los tres últimos partidos para proclamarse campeones. Pero los 'Red Devils' necesitan los tres puntos para seguir aspirando a clasificarse para la Liga de Campeones, un objetivo prioritario en una temporada decepcionante.

El Leicester volverá a tener que jugar sin su goleador Jamie Vardy (22 goles), quien vio aumentada su sanción en un partido adicional por la Federación Inglesa, que estimó "conducta inapropiada" del internacional inglés. Un contratiempo que el Leicester ha sabido superar con el argentino Leonardo Ulloa.

"Nuestra oportunidad de ser campeones es ahora. La próxima temporada no sabemos lo que puede pasar, el United, Chelsea, City estará ahí. Para nosotros es la oportunidad de nuestra vida", se conjuró Ranieri.

A siete puntos del Leicester, el Tottenham de Mauricio Pochetino, disputará el lunes el derbi londinense ante el Chelsea (9º). Si el Tottenham no mejora el resultado cosechado por el Leicester, también se proclamaría campeón el equipo de Vardy, Mahrez y compañía.

Manchester City (3º) y Arsenal (4º) mantendrán codo con codo su lucha por la tercera plaza, la última que les evitaría una repesca en el verano (boreal) para clasificarse para la Liga de Campeones.

'Citizens' y 'Gunners' mantienen sin embargo rachas opuestas. Los hombres de Pellegrini, que se miden con el Southampton (8º) suman cuatro victorias seguidas y están a un paso de la final de la Liga de Campeones, mientras que Arsene Wenger y sus chicos llevan tres fechas sin conocer la victoria y ya asoman las primeras voces que apuntan a una posible destitución del veterano técnico francés a final de temporada.

Varios grupos de aficionados tienen previsto manifestar su frustración con ocasión del duelo en casa ante el Norwich (18º) con carteles con lemas como "ha llegado el momento del cambio", o "el Arsenal necesita aire fresco".

TAGS RELACIONADOS