notitle
notitle

Kevin Prince Boateng, delantero ghanés del Milan, abandonó el campo de juego durante un amistoso en casa del Pro Patria, de la cuarta división italiana, tras recibir una serie de insultos racistas de un grupo de hinchas locales cuando se desarrollaba el minuto 26.

El hecho fue imitado por los demás futbolistas 'rossoneri', y el árbitro dio por terminado el encuentro. "Es una vergüenza que cosas como estas sigan pasando", escribió el jugador africano en Twitter