El galo es goleador, pero tacaño. (Reuters)
El galo es goleador, pero tacaño. (Reuters)

Tiene un sueldo de 708 mil euros mensuales y millonarios contratos de publicidad, pero no tiene corazón. , el delantero francés del Real Madrid, prefiere derrochar su dinero en lujos que ayudar con 1,500 euros mensuales a su abuela Yamina Benhattab (65), cuyo esposo murió y que vive con su hija discapacitada. El galo, quien lleva 27 goles en la temporada, denunció a una tía y a una prima para que también lo ayuden con la pensión.