(Reuters)
(Reuters)

En un nuevo gesto para sumar adhesiones y seguir conquistando el corazón de los brasileños, los seleccionados de regalaron hoy entradas a hinchas locales para su partido de mañana, domingo, contra Uruguay por la .

En reconocimiento al apoyo que han recibido en el país anfitrión, a pesar de ser el equipo más débil, los campeones de Oceanía salieron a la puerta de su hotel para saludar a algunos fanáticos.

Los jugadores se tomaron fotos y en un momento anunciaron que iban a regalar boletos para el encuentro, con la única condición que no se armara un tumulto y que se hiciera una fila ordenada.

Los tahitianos cumplieron su palabra y los afortunados brasileños, entre ellos varios niños, recibieron la correspondiente entrada de mano de los propios futbolistas, quienes se han ganado el título de campeones de la simpatía.

En los dos partidos que han jugado no les fue tan bien. Contra , y mañana se cruzarán con Uruguay, en el último cotejo del Grupo B.

El encuentro no genera mucha expectativa ya que Tahití está eliminado y los aficionados solamente tienen curiosidad de saber cuántos goles podrá marcarle Uruguay que, si todo transcurre normalmente, se clasificará a semifinales y será el rival de Brasil, la próxima semana.