(Erick Nazario/Depor)
(Erick Nazario/Depor)

No aguantarán más mecidas. Los jugadores de ya no creen en las promesas de pago de la administradora temporal, , y ayer cancelaron el entrenamiento doble que había programado el entrenador y solo trabajaron en un turno.

La administración tampoco ha cumplido con pagarle los premios acordados por ganar sus partidos y eso causó la molestia de los blanquiazules.

Los futbolistas acordaron viajar el sábado a Cusco para enfrentar el domingo ante Real Garcilaso, pero no se responsabilizan de lo que pueda pasar más adelante.

De no cumplirles en los próximos días con la remuneración de mayo, amenazaron con paralizar sus entrenamientos, pese a que se vienen choques muy bravos ante Sporting Cristal y la 'U' en menos de una semana.

Para el choque ante los cusqueños están descartados José Cánova (desgarro en el muslo derecho) y Jorge Bazán (expulsado). Sus reemplazantes serían Koichi Aparicio y Edson Uribe, respectivamente.