Tras la por no entregar las planillas de pagos, atraviesa la peor crisis de su historia. Para tratar de calmar los ánimos, el técnico dijo que espera que esta situación no continúe, ya que podría acabar con el equipo y mandarlos a la baja.

"Sabemos que hay un reglamento que los clubes se pusieron de acuerdo que tenían que abonar los pagos dándole un mes de adelanto y si no hace esto la dirigencia, sería lamentable que una institución como Alianza, por un factor así, se vaya al descenso", señaló Soto en conferencia de prensa.

De otro lado, indicó que mantiene un contacto directo con Guillermo Alarcón, por lo que le pide a sus dirigidos que tengan paciencia. "El presidente está constantemente conversando conmigo. Físicamente, no está con nosotros, pero creo que moralmente estamos tratando de solucionar los inconvenientes", refirió.

"Los jugadores sí se sienten solos, no se sienten respaldados por los directivos, pero creo que tenemos un buen grupo humano que, a pesar de todas estas circunstancias que están viviendo, quiere salir adelante y lo demostraron ante Nacional, aunque lamentablemente vinimos con las manos vacías", agregó.

Sobre , el rival de turno en el , el técnico aseguró que *será un partido complicado, pero que sacarán un buen resultado en su visita a Arequipa. *

"Cada quien saca su ventaja, Melgar lo programó así y está dentro de los límites del reglamento y nosotros tenemos que cumplir e ir con lo mejor que tenemos y luego esperar que la gente nos acompañe el martes y podamos ganarle a Vasco en un partido complicado", sentenció.