(USI)
(USI)

Un vía crucis es el que vive Joel Sánchez, quien cada fin de semana siente la nostalgia por la que le ha impuesto la FIFA por consumir una sustancia prohibida (metilhexanamina).

"Es difícil poder asimilar esto, que te quiten tu trabajo, las aspiraciones que tenías para este año, se acentúa más cuando es fin de semana y veo que mis compañeros juegan y yo no. Me duele no poder jugar", señaló el volante de San Martín en declaraciones al programa El Deportivo de ATV.

Sánchez reiteró que nunca intentó sacar ventaja al consumir las sustancias que dieron positivo en el control antidoping, tras el partido de la selección ante Bolivia en La Paz el 12 de octubre del año pasado.

"Conozco a Rubén Hinojosa desde Alianza Lima, fue mi nutricionista personal desde 2010 y me recomendó el suplemento. Mi error fue no informar a los médicos", subrayó.