La arribó esta tarde al y luego de pasar los controles respectivos, se trasladó al hotel Westin en extremas medidas de seguridad.

Sin embargo, les será difícil conciliar el sueño, ya que un grupo de hinchas de la se propuso hacer bulla en los exteriores del Westin hasta que se realice el partido de mañana, viernes.

Por la tarde se registró un incidente entre fanáticos de ambas selecciones. Los peruanos lograron quitarle a los chilenos una bandera de su país con la que alentaban a su equipo. La Policía tuvo que intervenir para que restablecer el orden.

Chile solo estará una noche en nuestro país, ya que luego del encuentro (9:00 pm. hora local) regresarán a Santiago en un vuelo chárter, para quedar concentrados pensando en el partido ante Uruguay por Eliminatorias.