(Reuters)
(Reuters)

El regreso a los entrenamientos del estuvo marcado hoy por el apoyo incondicional de miles de hinchas al portero , quien en el último partido contra el Málaga.

"Ikeeer, Ikeeer", corearon los más de siete mil aficionados del club blanco una vez que el guardameta salió al campo de la ciudad deportiva de Valdebebas, en Madrid.

Los hinchas merengues pudieron presenciar una práctica del conjunto dirigido por después de casi un año. La última vez que se les permitió el ingreso fue el 6 de enero del 2012.

Durante la previa se percibía algo de morbo respecto al reencuentro de Casillas con el entrenador portugués.