Tras el partido por la Copa Libertadores entre Santos y The Strongest, Neymar no tuvo mejor idea que enseñarle a su hijo, Davi Lucca, a patear el balón en el propio camarín del cuadro brasileño.

El 'crack' contó con la ayuda de Paulo Henrique Ganso, quien le sujetó el pie derecho al pequeño, para que este intentara patear con el contrario.

Desde chico, el Neymar ya adiestra a su hijo de ocho meses a su gran pasión.

TAGS RELACIONADOS