AP
AP

El expresidente de la FIFA y su exyerno , expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, cobraron millonarios sobornos relacionados con los derechos de los mundiales, según documentos de la fiscalía del difundidos hoy, gracias a un fallo del Tribunal Supremo suizo.

De acuerdo con estos documentos, Havelange presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado entre 1974 y 1998 recibió de la quebrada empresa de marketing deportivo ISL 1,5 millones de francos suizos (al cambio actual, unos 1,25 millones de euros).

Por su parte, Teixeira recibió, a partir de mayo de 1995, al menos 5 millones de francos suizos (actualmente unos 4,2 millones de euros). Según precisa el documento, no puede cuestionarse que "la FIFA tuvo conocimiento del pago de sobornos a personas de sus organismos".

Las investigaciones contra ambos fueron interrumpidas tras el desembolso de elevadas sumas de dinero. La FIFA, Havelange y Teixeira pagaron 5,5 millones de francos suizos (en ese momento, 6,1 millones de dólares) para archivar la pesquisa del fiscal Thomas Hildbrand, bajo la condición de que sus nombres permanecieran en secreto.

Las pruebas salieron a la luz luego de que el Tribunal Supremo suizo confirmara el derecho al acceso a las explosivas actas. Según dio a conocer la cámara en Lausana, fue desestimado un recurso de dos funcionarios del organismo rector del fútbol.

El tribunal penal de Zug cerró definitivamente las investigaciones por corrupción contra la FIFA y sus dos exfuncionarios el 11 de mayo de 2010.

Desde 1963 Havelange era miembro del Comité Olímpico Internacional (COI), puesto al cual dimitió en diciembre pasado, cuando era investigado por sospecha de recibir sobornos de la empresa que quebró en 2001.