Se disculpó dentro del club. (Luis Gonzales)
Se disculpó dentro del club. (Luis Gonzales)

La ante lo sacó de sus casillas. El DT se metió al campo, insultó a la terna arbitral y también vio la roja. No podía entender cómo echó al volante en lugar de cobrar penal a favor de Alianza.

Un día después, cuando el triunfo devolvió la serenidad, el estratega habló con los jugadores y directivos para ofrecer disculpas por su reacción. "Ya hemos enfrentado a varios rivales con muchas ausencias y el equipo ganó. Hemos superado circunstancias adversas", habría dicho el uruguayo.

La administración de Alianza ha optado por no echar más leña al fuego. Nada de pedir la cabeza de Gambetta, la idea es no confrontar con el cuerpo de árbitros en la recta final del Clausura para evitar abrir frentes. Solo enviarán una carta a la mostrando su sorpresa por lo sucedido.

De otro lado, dedicó el gol que anotó ante Los Caimanes a su padre, fallecido hace 24 años.