Una fue la culpable de que John Galliquio termine arrestado en Costa Rica. La selección peruana ya salía de rumbo a Lima cuando el defensa, tras ser revisado por la seguridad del aeropuerto, dijo: "Un poco más y encuentran el arma que llevo". A esta frase se unió una de Paolo Guerrero: "Él es el que tiene droga", apuntando a 'Tyson'. Todo fue en son de broma.

El plantel de la selección sí abordó el vuelo de regreso a Lima, pero Galliquio tuvo que quedarse para ser investigado. Para la policía costarricense no fueron nada graciosos los comentarios de los futbolistas peruanos.

Sobre las 9:00 pm, el defensa de la bicolor por fin pudo pisar el aeropuerto Jorge Chávez.

"Pido disculpas a toda la gente que bajaron del avión y por el retraso del vuelo. En la vida siempre se aprenden cosas para no cometer los mismos errores. Ya pasó y no hay nada más de que hablar. Todo está bien", comentó Galliquio al llegar de vuelta al Perú.