Pablo Míguez llegó a Perú para sumarse a Alianza Lima. (Foto: @Pame_RiosCalmet)
Pablo Míguez llegó a Perú para sumarse a Alianza Lima. (Foto: @Pame_RiosCalmet)

Pablo Míguez arribó este sábado a la capital peruana para iniciar una nueva etapa con la camiseta de . El volante es el primero de los refuerzos foráneos que llegó a nuestro territorio para ponerse bajo las órdenes del entrenador Carlos Bustos, cuya tarea será devolver al club a la máxima división.

El uruguayo abandonó las instalaciones del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez durante las primeras horas del sábado. Enseguida, la ‘Cotorra’ tendrá que realizar el periodo de cuarentena obligatorio según las disposiciones del gobierno local. Posteriormente, el ‘charrúa’ quedará apto para sumarse a las labores del equipo victoriano.

MIRA: Alianza Lima: Edhu Oliva se convirtió en nuevo jugador de los Blanquiazules

De hecho, Míguez ya estuvo laborando bajo el mando del comando técnico de Alianza Lima de forma virtual. Los Blanquiazules tenían todo listo para iniciar las actividades de forma presencial el último jueves, pero todos los integrantes del plantel abandonaron las instalaciones del estadio Alejandro Villanueva, pues no tenían las autorizaciones necesarias.

Antes de llegar a Perú, el futbolista de 33 años manifestó la ilusión que siente por ponerse la casaquilla del club ‘íntimo’: “Cuando llegó la oferta no lo pensé mucho. Me encantó la idea de llegar, por más que el club esté en Segunda División, ya que siempre he jugado en Primera. Es un lindo desafío, ya que por más que esté en la Liga 2, no deja de serlo”, declaró en Radio Ovación.

Así como Pablo Míguez, quien ya defendió a Alianza Lima en 2014 y 2014, en La Victoria esperan los arribos del delantero argentino Hernán Barcos y el defensor uruguayo Jonathan Lacerda, los otros refuerzos extranjeros de la institución con miras al arranque de la campaña en la Liga 2.

VIDEO RECOMENDADO

Carlos Arqueros, restaurantes Moche: “El delivery nos ayuda, pero apenas cubre gastos básicos”
Carlos Arqueros, restaurantes Moche: “El delivery nos ayuda, pero apenas cubre gastos básicos”