Los jugadores y cuerpo técnico de fueron ovacionados este domingo en el estadio Monumental de Buenos Aires por ganar la ante el eterno rival, .

Uno a uno los jugadores 'Millonarios' fueron saliendo al campo de juego y recibieron el aplauso de los miles de hinchas que coparon las tribunas del recinto deportivo, todo con un juego de luces de fondo.

El momento cumbre llegó cuando salió al campo Marcelo Gallardo y lo hizo cargando el trofeo de la Copa Libertadores, el mismo que llevó hasta el estrado principal y se lo entregó a los jugadores.

Los hinchas hacían lo suyo, cantar, celebrar, grabar este momento histórico en sus mentes y en sus celulares. 

River Plate derrotó a Boca Juniors en la final de la Copa Libertadores, 2-2 en La Bombonera y 3-1 en el Santiago Bernabéu de Madrid, con lo que sumó su cuarto título en el torneo de clubes más importante del continente.