se retiró entre lágrimas de San Siro este domingo tras ser expulsado del compromiso que disputaron AC Milan y por la fecha 12 de la Serie A.

El atacante argentino del cuadro milanés fue amonestado por una polémica falta a los 83 minutos de la etapa complementaria, cuando su equipo caía 2-0 ante su público, y recibió una segunda tarjeta amarilla por protestar de manera iracunda la decisión del árbitro del duelo, en una jornada para el olvido.

Previamente, antes del desenlace del primera tiempo, el 'Pipita' pudo igualar el encuentro luego del adelanto de Mario Mandzukic a favor de los visitantes, pero falló desde los doce pasos. 

Cristiano Ronaldo amplió la diferencia de la Juventus en el marcador y sentenció la derrota del equipo de Gennaro Gattuso.

De esta manera, el cuadro turinés sumó 34 unidades y se consolidó como líder de la clasificación del certamen italiano, mientras que Milan registra 21 puntos en la quinta ubicación de la tabla.