Sadio Mané fue determinante en la recuperación de Liverpool ante Chelsea en la Supercopa de Europa, en la que los 'Reds' se adelantaron por primera vez a los 'Blues' gracias al hábil delantero senegalés. 

El atacante africano emparejó las acciones del encuentro a los 48 minutos de juego, tras el adelanto de Olivier Giroud (36') a favor de los 'Blues', y se reencontró con las redes a los 95' del tiempo suplementario, al registrar un doblete personal en el Vodafone Arena de Estambul.

La segunda conquista de los 'Reds' llegó gracias a una buena asociación entre Mané y Roberto Firmino, quien también asistió en el 1-1 parcial.

El brasileño movió a la defensa rival con un desplazamiento inteligente y habilitó a Sadio Mané, que inició la acción en dirección diagonal, pisó el área del Chelsea y definió en primera para convertir el 2-1.