El sorteo para determinar el orden de los partidos se realizará este jueves. (Foto: Inter)
El sorteo para determinar el orden de los partidos se realizará este jueves. (Foto: Inter)

y Atlético Paranaense se clasificaron este miércoles para disputar la final de la Copa de Brasil tras eliminar en semifinales a Gremio y Cruzeiro, respectivamente.

En Curitiba, el Atlético Paranaense logró igualar el 2-0 en contra que encajó en la ida y eliminó al Gremio, semifinalista de la Copa Libertadores, en la tanda de penaltis.

Los visitantes acusaron tanto la baja por sanción de su gran estrella, el delantero internacional Everton 'Cebolinha' como el césped artificial de la Arena da Baixada de Curitiba, principal punto fuerte del Paranaense en casa.

Nikao (17) abrió el marcador, y tras el descanso, el argentino Marco Rubén (49) marcó el segundo gol local, que igualaba la eliminatoria.

El Gremio resistió durante la última media hora las embestidas locales con 10 jugadores, tras la expulsión del defensa argentino Walter Kannemann.

En la tanda de penales, el portero Santos le adivinó el lanzamiento a Pepé en el décimo lanzamiento, dando la clasificación para la final al Paranaense.

En Porto Alegre, el Internacional se impuso por 3-0 al campeón del torneo en 2017 y 2018, el Cruzeiro de Belo Horizonte, gracias a dos goles del peruano Paolo Guerrero y otro de Edenílson.

El 'Colorado', que ya se impuso en la ida por 0-1, se adelantó en el marcador en el minuto 40, en una jugada en la que participó su trío de atacantes sudamericanos.

El uruguayo Nico López abrió a la banda derecha, donde el veterano argentino Andrés D'Alessandro, desde la línea de fondo, centró al área pequeña y Guerrero, de cabeza, mandó el balón a la red.

En la segunda mitad, el Cruzeiro se fue al ataque buscando la igualada, algo que el Inter aprovechó para lanzar peligrosos contraataques.

En el 70, Guerrero recibió dentro del área una pasada de Nico López por encima de la defensa, controló con el muslo y fusiló a Fábio sin dejar caer el balón.

Ya en el 90, Edenílson se quedó sólo ante Fabio, al que superó por alto con una bonita vaselina.

La final se jugará a doble partido los próximos 11 y 18 de septiembre. El sorteo para determinar el orden de los partidos se realizará este jueves en la sede de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

Será la segunda vez que el Paranaense disputa una final de la Copa de Brasil, tras perder la de 2013 contra el Flamengo, mientras que para el Inter, será la tercera: ganó la de 1992 contra el Fluminense y perdió la de 2009 contra el Corinthians.

El ganador de la Copa de Brasil obtendrá un billete directo para la Copa Libertadores 2020, además de un premio de 52 millones de reales (12,5 millones de dólares).

Fuente: AFP