El presidente del Huesca es investigado por arreglar partidos para apostar. (Foto: Marca)
El presidente del Huesca es investigado por arreglar partidos para apostar. (Foto: Marca)

. Luego que la Policía española detuvo a nueve jugadores y directivos de la Primera, Segunda y Tercera División de Fútbol por el presunto de partidos a través de apuestas deportivas, se detalló el 'modus operandi' de esta organización.

En un despliegue simultáneo en cinco ciudades españolas, la Policía Nacional detuvo a Raúl Bravo, exjugador del ; Borja Fernández, jugador del Real Valladolid Club, que anunció su retiro el pasado 18 de mayo; Carlos Aranda, exjugador del Real Madrid y Sevilla; e Íñigo López Montaña, jugador del Deportivo de La Coruña de la Segunda División.

La operación fue nombrada 'Oikos', una palabra griega que significa "casa", en referencia al paso de Raúl Bravo por la liga griega y su presunta participación como el cabecilla de una organización dedicada a sobornar a jugadores y directivos para lograr ganancias extraordinarias en las casas de apuestas deportivas.

¿CÓMO LO HACÍAN?
La primera alerta para la Real Federación Española de Fútbol y para las autoridades sucedió hace un año, en el partido entre el Huesca y el Nástic, ambos de Segunda División.

Antes del comienzo del partido, las apuestas se dispararon hasta 14 veces más de lo que ocurría en esa categoría y hubo varias personas que apostaron 10.000 euros por partida doble: empate al medio tiempo y victoria del Nástic en el segundo tiempo. 

El movimiento inusual en las apuestas, que incluyó participación desde Ucrania, provocó que 30 de las 59 casas bloquearan el juego y, sobre todo, activó alertas en la Real Federación Española de Fútbol.

El resultado al que algunos apostaron hasta 10.000 euros llegó y el Nástic anotó en el segundo tiempo, ante una floja marca de los defensas del Huesca, y consiguió la victoria.

OTRO PARTIDO BAJO LA LUPA
El pasado 18 de mayo, el Valladolid, que recién se había salvado de descender a Segunda División, enfrentó al Valencia, que buscaba un puesto en la próxima temporada de la Liga de Campeones.

El Valencia pudo ganar el partido tras dos errores graves defensivos del Valladolid. Sin embargo, de acuerdo con medios locales, el arreglo no habría sido entre clubes, sino por medio de algunos jugadores que "regalaron" el partido.

Uno de los detenidos en la jornada de este martes, Borja Fernández, jugador del Valladolid, disputó el 18 de mayo su último partido como profesional.

Por su parte, el Valencia publicó un comunicado este día advirtiendo que emprenderá "las medidas legales oportunas, con las consecuencias que de ello se deriven, contra todo aquel que difunda cualquier rumor o noticia infundada", que trate de relacionar al club con ese tema.

Con información de RT.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

TAGS RELACIONADOS