Empezarán los cambios. El estadio , sede de grandes eventos deportivos nacionales e internacionales, dará un paso importante hacia su modernización con la llegada del nuevo Consejo Directivo de , que cuenta con la presencia del ídolo Juan Román Riquelme, y que decidió retirar el acrílico perimetral que dividía la platea baja con la cancha.

No se trata de una broma. De cara al primer partido del 2020, los hinchas de Boca Juniors que tengan entradas para la platea baja del sector preferencial, podrán ver los partidos de su equipo con mayor comodidad a la acostumbrada, pues no habrán cristales empañados que impidan la buena visibilidad de los que se ubican en los sectores más pegados al campo de juego.

Las quejas de los socios de Boca Juniors, sobre todo de aquellos que tienen sus asientes entre las filas 1 y 12, fueron escuchados por el Consejo Directivo de Jorge Amor Ameal que de esta manera da inicio al proyecto Bombonera 360, el cual tiene como objetivo principal, lograr la ampliación del estadio. En los próximos dias empezará el desmontaje de los cristales.

Seguridad o una fosa

La gran pregunta que se hacen los socios de Boca Juniors es cómo evitarán el ingreso de los hinchas de ese sector del estadio, al campo de juego. La directiva está pensando en dos soluciones. la primera y más fácil de ejecutar, es contratar seguridad privada que evite la salida de estos aficionados. La otra es cavar una profunda fosa para así evitar que estos puedan cruzar al campo de juego.

La idea del muro de seguridad privada es algo similar a lo que ya hizo Banfield esta temporada y que no mostró grandes inconvenientes. La fosa, es un ejemplo tomado de Lanús y que también ha permitido controlar a que sus avezados hinchas salten al campo de juego.