La estrella del , , se encontró en medio de un intento de robo de auto en una calle de Londres por parte de una pandilla armada con cuchillos.

Sin embargo, su compañero del equipo, Sead Kolašinac, saltó del asiento del pasajero y se enfrentó a los miembros de la pandilla con sus propias manos, logrando ahuyentarlos.

En un video, que fue captado por una cámara de seguridad, se ve a Kolašinac saltando del Mercedes G-Class SUV de Ozil para enfrentar a los ladrones. Se aprecia a los ladrones cargando cuchillos, pero eso no pareció molestar ni un poco al bosnio mientras camina de lado a lado, ahuyentando a los matones.

'Los camareros y los chefs de un restaurante cercano acudieron a ayudar a las estrellas de fútbol y obligaron a la pandilla a huir con las manos vacías', según informa The Sport Rush.

Ninguno de los dos jugadores resultó herido durante el incidente. Sin embargo, un testigo ocular dijo que Ozil "parecía absolutamente aterrorizado" y estaba "corriendo por su vida".

"No se quitaron los cascos y estaban todos de negro, con blusas de manga larga en este clima caluroso. Se destacaron. Fue realmente espeluznante. Dios sabe qué habría pasado si lo hubieran atrapado. Me pareció que lo habrían cortado en pedazos y él también lo pensó claramente", declaró el testigo.

“Tan pronto como el personal del restaurante comenzó a acercarse a la ventana y a la puerta, se dieron la vuelta y huyeron. La policía estuvo allí poco después y el camino estaba casi bloqueado", agregó.

Las dos estrellas del Arsenal aún no han comentado sobre el incidente. Sin embargo, los portavoces de Arsenal y Scotland Yard han dado sus declaraciones y recalcaron que los jugadores se encontraban bien de salud.