El desconcierto reina en el plantel blanquiazul. (USI)
El desconcierto reina en el plantel blanquiazul. (USI)

La pretensión de la administradora temporal de , Susana Cuba, de reducir los sueldos del plantel ha desatado la ira de muchos jugadores, quienes anunciaron que se marcharán del club al sentirse maltratados.

Uno de ellos es , quien pidió la rescisión de su contrato y solo aguarda una respuesta de la directiva. "Es una mala manera de irme de Alianza por las cosas que pasé, pero mi familia tiene que comer, uno no vive del cariño. Ya lo dijo en su momento Edgar Gonzales y yo lo puedo confirmar. (Cuba) nos habló de una forma que no era, me parece que se había confundido de personas la señora", añadió.

también anunció que no seguirá en la institución blanquiazul, ya que el 30 de junio vence su contrato, al igual que Joazinho Arroé y Jesús Rabanal. "La posibilidad de quedarme en Alianza en casi imposible. Lo que puedo decir es que cuando llegamos a inicios del año sabíamos a lo que veníamos, pero tuvimos una esperanza de que las cosas se solucionen. La solución no llegó", sentenció.

OTRO QUE SE IRÍAAgobiado por la crisis que vive el club, habría llegado a un acuerdo con la administración para dejar el equipo tras no aceptar la reducción del 40% de su sueldo, según informó Depor.

SE DISCULPASusana Cuba aclaró que nunca fue su intención a los jugadores íntimos y se mostró presta a conversar con ellos para evitar malentendidos.

"Nunca hemos querido maltratar a nadie, nos hemos dirigido con todo respeto a las personas. Si en algún momento una expresión pudo haberse entendido como un maltrato, aprovecho para disculparme", dijo Cuba al programa La Oral Deportiva de radio Ovación.

"La idea es conciliar, llegar a un acuerdo. No se trata de sacar provecho para el club. Obviamente cada uno va a tener que ceder algo, pero no podemos ofrecer algo que no podemos cumplir. Entiendo que a los jugadores les deben haber engañado, les han ofrecido cosas que no se consiguieron, pero eso no compete a mi administración", apuntó.