Sebastian Vettel dijo estar muy emocionado. (AFP)
Sebastian Vettel dijo estar muy emocionado. (AFP)

El alemán cumplió los pronósticos y se coronó campeón del Mundo por cuarta vez consecutiva este domingo al ganar el Gran Premio de la India, victoria que también sirvió para que su escudería, Red Bull, lograra el cuarto título mundial de constructores.

El último rival del alemán, el español Fernando Alonso, terminó en la 11ª posición. A tres carreras para el final del campeonato (Abu Dabi, Estados Unidos y Brasil), Vettel tiene 115 puntos sobre el asturiano, una diferencia insalvable.

"Red Bull y Vettel lo han hecho mejor estos cuatro años, hay que felicitarles por el gran trabajo que han llevado a cabo", reconoció Alonso.

"Lo has hecho con estilo", le dijo el director del equipo Red Bull Christian Horner a Vettel mientras este daba la vuelta de honor antes de quemar neumáticos ante la tribuna principal del circuito de Budhh, práctica prohibida por la Federación Internacional de Automovilismo.

"Me siento muy orgulloso… Les quiero chicos, me han dado mucha fuerza", respondió el tetracampeón (2010, 2011, 2012 y 2013) antes de salir de su monoplaza, el RB9, y darle un beso en agradecimiento al excelente rendimiento que ha ofrecido.

El alemán, que salió desde la 'pole position', dominó la carrera de principio a fin, ganando sin suspenso el 36º Gran Premio de su carrera en la , diez de ellos esta temporada y el sexto de forma consecutiva, tras iniciar la espectacular serie victoriosa en Spa (Bélgica), a finales de agosto.

"Estoy muy emocionado, no sé qué decir… Es uno de los mejores días de mi vida, cuando era un niño competir en Fórmula 1 era un sueño muy lejano. Tengo muchas personas a las que darles las gracias porque, desde que estaba en kartings, les escuché", declaró el campeón.

El podio de la carrera en el circuito de Buddh lo completaron el también alemán Nico Rosberg y el francés Romain Grosjean, segundo y tercero respectivamente.

A falta de tres carreras para el final del Mundial (Abu Dabi, Estados Unidos y Brasil), lo único que queda por determinar son los nombres de los pilotos y los constructores que completarán los podios en los que ya figuran, otra vez en los más alto, Vettel y Red Bull.