Competencia no tiene un claro favorito para el título. (EFE)
Competencia no tiene un claro favorito para el título. (EFE)

La temporada más revolucionaria de la arranca mañana en Melbourne sin un favorito claro al título, aunque Ferrari y Mercedes –los más fuertes en los ensayos– tienen más esperanzas que nunca de romper la hegemonía de Red Bull, campeón en los últimos cuatro años de la mano del alemán Sebastian Vettel.

El Mundial 2014 contará con 19 carreras. Corea del Sur e India salieron de la lista, mientras que Austria regresó a la categoría tras once años y Rusia se estrenará con su pista urbana en Sochi. Abu Dabi, la última prueba del año, tendrá puntuación doble para aumentar la emoción.

Los cambios en el reglamento le han dado más de un problema a Red Bull en la pretemporada, pero la adaptación es para todos.

"Hay que ahorrar mucho combustible, y eso implica otra forma de conducir, levantando el pie antes", reflexionaba el excampeón mundial Jenson Button (McLaren).

En cuanto a los equipos, el australiano Daniel Ricciardo dejó Toro Rosso y es el nuevo compañero de Vettel en Red Bull. El finlandés Kimi Raikkonen regresó a Ferrari, donde fue campeón en 2007, para reemplazar al brasileño Felipe Massa, ahora en Williams. Y Fernando Alonso , siempre en la 'Scuderia', irá otra vez por el trono.

Mercedes es el único equipo –junto a Marussia– que mantiene a la dupla del 2013: Lewis Hamilton y Nico Rosberg. Todo está listo. La hora de rugir ha llegado.