Lewis Hamilton ganó este domingo el Gran Premio de China. (AFP)
Lewis Hamilton ganó este domingo el Gran Premio de China. (AFP)

El británico certificó el dominio de Mercedes en el mundial de al ganar este domingo el Gran Premio de China, su tercera carrera consecutiva, en una jornada en la que el español (Ferrari) se subió al podio por primera vez esta temporada al finalizar tercero.

Tras partir desde la pole position, Hamilton, campeón del mundo en 2008, dominó con autoridad durante las 56 vueltas de la carrera disputada en el circuito de Shanghái. Con esta victoria el británico alcanza los 25 triunfos en la Fórmula 1, tres de ellos en China.

Este triunfo es el cuarto consecutivo del equipo Mercedes, que ha dominado todas las carreras del Mundial 2014. En el debut del curso en Melbourne ganó Rosberg, para luego dar paso a la actual racha de tres victorias seguidas de Hamilton.

"Fue increíble, he sentido la energía, pero no habría podido hacerlo sin el trabajo de mi equipo. Después de la segunda parada en boxes fue una cuestión de correr contra mí mismo", dijo Hamilton.

Sin embargo Rosberg conserva el liderato del Mundial de pilotos con cuatro puntos de ventaja sobre su compañero de escudería (79 frente a 75).

En el tercer escalón finalizó Alonso, que hizo una carrera perfecta, aguantando el puesto en las últimas vueltas a pesar de que sus neumáticos habían sufrido un gran desgaste. Su primer podio del año coincide con la llegada de su nuevo director, Marco Mattiaci, que a principios de esta semana sustituyó a Stefano Domenicali.

Los Red Bull del australiano Daniel Ricciardo y del alemán Sebastian Vettel, vigente campeón mundial, ocuparon la cuarta y la quinta posición respectivamente, a bastante distancia de la Flecha de Plata de Hamilton (27 y 51 segundos).