El británico (Mercedes) ganó el Gran Premio de Gran Bretaña de , este domingo en Silverstone, con lo que sumó su quinta victoria de la temporada y reforzó su liderato en la clasificación general con 194 puntos.

Hamilton, que había comenzado desde la 'pole position', se impuso ante su público y bajo la lluvia, por delante de dos alemanes, su compañero en Mercedes Nico Rosberg (2°) y Sebastian Vettel (Ferrari), que se ubicó tercero.

El inglés supo tomar las decisiones adecuadas respecto a un primer cambio de neumáticos y fue el mejor en superar la llegada de la lluvia en la parte final de la carrera, lo que le permitió cruzar la meta con diez segundos de ventaja sobre Rosberg.

"No puedo explicar lo contento que estoy", aseguró el actual campeón del mundo en el circuito de Silverstone. "Fue un fin de semana muy especial para mí con tantos fanáticos en el circuito. Pensaba que había visto todo antes el año pasado, pero lo de hoy fue simplemente increíble", agregó Hamilton.

Mercedes volvió a mostrar superioridad, pese a que en la salida sus dos figuras fueron adelantadas por los Williams del brasileño Felipe Massa y el finlandés Valterri Bottas. Massa, que tuvo que conformarse luego con el cuarto lugar, lideró la carrera hasta la vuelta 21, cuando tras una salida de 'boxes' lo hizo por detrás de Hamilton.

El inglés consiguió su tercera victoria en Silverstone, después de las de 2008 y 2014, y la 38ª de su carrera en la Fórmula 1, ante un público récord de 140.000 espectadores, en su mayor parte británicos.

Vettel consiguió un meritorio tercer puesto. El cuatro veces campeón mundial era noveno en el principio de la carrera, tras una mala salida, pero pudo ir remontando posiciones y acabar en el podio, por sexta vez esta temporada.

Massa quedó cuarto finalmente y Bottas, otro de los protagonistas de la carrera, terminó quinto. Muy por detrás, el español Fernando Alonso (McLaren), que quedó décimo, consiguió sumar un punto, el primero en una temporada de pesadilla para él.

TAGS RELACIONADOS