Fiestas Patrias: La historia de la camiseta de la selección peruana

La blanquirroja se diseñó por primera vez en 1927 para el Sudamericano que se disputó en Lima y recién, en 1936, se incluyó una franja roja cruzada.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

No es un símbolo patrio, pero la camiseta de la selección peruana de fútbol lo parece porque es una prenda que identifica a nuestro país y más de uno lo luce con orgullo.

La sagrada blanquirroja ha sufrido cambios a lo largo de su historia hasta quedar en la clásica camiseta blanca con la banda roja. La primera casaquilla nacional fue creada en 1927 para el Sudamericano que se jugó en Lima y era de franjas verticales rojas y blancas, parecida a la de Paraguay. Aquel torneo fue el estreno de Perú a nivel internacional.

Tres años después, para el Mundial de Uruguay 30, a donde fue invitado el cuadro patrio, la camiseta fue blanca con el cuello rojo y el escudo era similar al de nuestra bandera.

Para el Sudamericano de 1935, que se volvió a jugar en Lima, la camiseta fue blanca con una franja horizontal roja en el pecho donde estaba el escudo de la FPF, la que se mantiene hasta hoy.

Y para los Juegos Olímpicos de Berlín 1936 apareció la tradicional casaquilla blanca con la banda cruzada de color rojo, la que se mantiene hasta hoy.

Ir a portada