(AP)
(AP)

, el primer hombre en romper la velocidad del sonido en caída libre, confesó que no disfrutó el salto desde la estratósfera con el que alcanzó su récord.

En entrevista con el programa Today de la NBC, el austríaco de 43 años contó lo que sintió durante el salto. "Me habían dicho que iba a girar y no hay forma de evitarlo. Cuando se gira tan rápido la sangre va toda al cerebro y hay mucha presión", relató.

En la hazaña, que fue transmitida en directo por la televisión en todo el mundo, se observa cómo Baumgartner empieza a girar violentamente, cabeza abajo, hasta que recupera el control.

"Cuando se abrió el paracaídas fue el primer momento que disfruté y mucho, porque sabía que lo peor había pasado y yo estaba vivo", manifestó.

Además, contó que ha decidido dejar los deportes extremos. "Oficialmente me he retirado del negocio de las pruebas de riesgo. Ya lo he hecho todo, ya tuve suficiente. Ha llegado el momento de pasar a otra cosa", dijo.